Si es bueno para comer es bueno para pensar

Tres destinos turísticos para disfrutar con la familia

¡Ya comienza el verano! Un excelente periodo para pasar el tiempo con la familia. Generalmente, ésta es la época en que los calendarios se sincronizan y podemos salir de nuestras rutinas de trabajo cotidiano para disfrutar de un merecido descanso en compañía de las personas que más nos importan. Las vacaciones son necesarias para el bienestar familiar porque rompen esquemas y mejoran el ánimo. Tomarse unos días libres ayuda a mantener la armonía entre los integrantes de una familia pues es el mejor antídoto contra el estrés.

En esta ocasión les daremos algunas alternativas para estrechar vínculos y a la vez conocer tres destinos de nuestro país, en donde toda la familia pueda divertirse y recrearse.

Viajar permite ver que hay muchas maneras de interpretar la vida. Hay cosas que no se aprenden sin moverte de tu casa o de nuestra ciudad. La diversidad con la que te impregnas durante tus viajes no tiene precio; México es un país que tiene una enorme diversidad tanto ecológica como cultural. Las oportunidades de acercarnos a nuevos paisajes, gastronomías diferentes e historia local son casi infinitas. Ni toda la vida sería suficiente para terminar de conocer los rincones de nuestro maravilloso país; sin embargo, cada periodo vacacional nos brinda la ocasión para visitar algún lugar de la República y sumarlo a nuestra lista.

Veracruz, por ejemplo, es un estado lleno de opciones para disfrutar en familia. Hay desde playas, lagunas llenas de peces y aves exuberantes hasta manglares y pantanos bulliciosos, arroyos inquietos y prístinas cascadas, sin olvidar las ciudades coloniales y los sitios arqueológicos como El Tajín. El viajero elige dónde detenerse y a cuál de estos destinos dedicarle más tiempo. Actualmente, Veracruz brilla como uno de los más atractivos destinos turísticos gracias a su notable diversidad cultural, suntuosas construcciones, la música, el folklore y el sentir jovial de los “jarochos”, como también se les conoce a los veracruzanos.

La Plaza de la Constitución o Zócalo, en el corazón de la ciudad, está llena de restaurantes tradicionales donde se puede disfrutar de una de las gastronomías más ricas de la cocina mexicana. En la ciudad misma, además de un paseo por la tarde en el malecón, para observar cómo el sol es devorado por el mar, se pueden visitar el Museo Histórico Naval, que sirviera como sede para la Escuela Naval Militar a fines del siglo XIX, el Museo de la Ciudad, ofreciendo diferentes aspectos de la cultura y evolución veracruzanas. Un lugar obligado es el Mercado de Artesanías. Y finalmente, para entretenimiento de chicos y grandes, el acuario de Veracruz es uno de los más famosos que existe en el país.

Por otro lado, si lo que se desea es ir a un sitio con más tradición colonial, rodeada de magia y leyendas se puede visitar la Ciudad de Guanajuato y pasear por sus intrincadas calles haciendo coro a la típica estudiantina que ameniza los paseos. Entre los atractivos imperdibles de la ciudad de Guanajuato es necesario mencionar el legendario Callejón del Beso y los museos Casa Diego Rivera, Iconográfico del Quijote, la Alhóndiga de Granaditas y el Museo de las Momias donde se guardan las historias más estremecedoras del lugar. Un paseo imprescindible es el mercado, los mercados son el mejor referente para aprender sobre las costumbres y tradiciones regionales. El mercado Hidalgo es una magnífica construcción de principios del siglo XX. Ahí se pueden encontrar los platillos típicos de la gastronomía del Bajío, además de las artesanías representativas de esta cultura.

Finalmente, para cerrar con broche de oro les hablaremos un poco de las maravillas del estado de Hidalgo, un destino turístico del que poco sabemos. Este estado cuenta con una infinidad de lugares por conocer como los Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo, formaciones rocosas que se crearon hace millones de años y actualmente son consideradas como una de las 13 maravillas naturales de México. También están las Grutas de Tolantongo en el Cardonal, una experiencia única por el contacto directo con la naturaleza a través de sus enigmáticas cascadas y un hermoso río color turquesa y, para aquellos que disfrutan de las sensaciones extremas, pueden acudir a la tirolesa como parte de la aventura. Si los deportes extremos son tu pasión, entonces no dejes de visitar la Vía Ferrata, ruta cercana a El Mineral del Chico, donde nacionales y extranjeros practican el alpinismo. Uno de los atractivos que ha llamado la atención en los últimos años es el vuelo en globo aerostático, esta actividad se puede hacer en la Ex-Hacienda de Apulco, ubicada en Metepec, sitio para hospedar a los turistas, mismos que son deleitados con lunadas y cenas como parte de la experiencia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *