Si es bueno para comer es bueno para pensar

¿Cómo uso los cubiertos?

En la mayoría de las comidas (englobando almuerzo/desayuno, comida y cena) es de lo más usual que solo tengas que usar un cuchillo, un tenedor y una cuchara; sin embargo, en eventos especiales seguramente tendrás en la mesa un grupo de cubiertos que generan, a la mayoría de nosotros, la pregunta: ¿Cómo uso los cubiertos?

En general es bueno saber que hay un total de 32 diferentes tipos de cubiertos que a menos que te sientes a la mesa de algún rey europeo difícilmente los encontrarás en una comida o cena formal; sin embargo, en esta imagen puedes ubicar aquellos que son los más comunes en una mesa muy formal.

Te compartimos algunos tips.

  • El más sencillo de los juegos de cubiertos lo integran un cuchillo, un tenedor de ensalada, un tenedor de mesa (para el plato principal), un cuchillo de mesa y una cucharita para el café. Lo usual es agregar a este juego básico de 4 piezas una cuchara sopera, un tenedor y cuchillo de entrada.

Los cubiertos normalmente se colocan en el orden en que se usan así que ante la duda; comienza a usarlos por los extremos. En otras palabras, utiliza primero los cubiertos que están más lejos del plato y continúa en ese orden.

Los cubiertos deben permanecer en su sitio hasta que comience la comida. No agarres los cubiertos antes de que sirvan la comida. Juguetear, limpiarlos con la servilleta, gesticular con los cubiertos en la mano no es bien visto.

Cualquier cubierto que haya utilizado nunca vuelve a la mesa. Tanto si descansa para hacer una pausa, como si ha terminado de comer, los cubiertos nunca vuelven a la mesa. Deben quedar dentro del plato.

Si se te cae un cubierto al suelo, no lo debes de limpiar con la servilleta o el mantel, debe recogerlo el personal de servicio y darte uno limpio (idealmente envuelto en una servilleta para evitar el contacto con la mano).

Los cubiertos no tienen ningún lenguaje especial. Las únicas pautas conocidos son para hacer una pausa o para indicar que se ha terminado de comer.

Cuando descanses entre cada bocado, cruza el tenedor y el cuchillo sobre el plato, con el tenedor encima del cuchillo y los dientes apuntando hacia abajo.

 

Cuando termines de comer, coloca el cuchillo y el tenedor paralelamente y los dientes hacia abajo).

Con los alimentos pequeños utiliza el tenedor como una pala en lugar de intentar trincharlos (te ahorraras la pena de que salga volando del plato un chícharo) y es más fácil usar el cuchillo o un trozo de pan para acercar el alimento en el tenedor.

Para comer pasta larga, enróllala alrededor del tenedor. Si tienes cuchara, apóyate sobre la base de la cuchara para enrollarlos. Jamás sorbas ni la pasta ni ningún otro alimento; claro, si estás en el Oriente (China, Corea, etc.) otra cosa será.

No se utilizan los cubiertos propios para servirse de recipientes comunes. Todos estos recipientes comunes suelen tener sus propios cubiertos de servicio.

Los alimentos van a la boca y no la boca a los alimentos. Lleva los alimentos a la boca con los cubiertos sin inclinarte, trata de mantener tu posición vertical.

Los alimentos se cortan en la medida en que los vas comiendo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *